Segueix-nos per Email

martes, 7 de diciembre de 2010

El fondo - un recurso eficaz para los buenos retratos

Si bien todos sabemos que el fondo constituye una parte muy importante de la fotografía - que puede tanto destacar como echar a perder el objeto principal -, cuando se trata de retratos normalmente nos centramos más en factores como la luz, la expresión del sujeto y el encuadre. Sin embargo, podemos elegir cuidadosamente el fondo sin dejar estas cuestiones de lado. De ese modo no sólo lograremos resultados muy sentadores a nivel estético, sino que también transmitiremos más adecuadamente el mensaje que estemos tratando de dar.

Así es, el fondo puede utilizarse como un recurso de expresión que refuerce el sentimiento transmitido por el sujeto. Es por ello que a continuación ejemplificamos cuatro fondos a los que puedes recurrir, dependiendo de lo que desees comunicar con tus retratos:

- Naturaleza. Los fondos con plantas y flores a menudo reavivan la imagen del fotografiado y dan una sensación de vitalidad. Es por ello que son muy utilizados cuando se trata de mujeres embarazadas y niños. Pero teniendo en cuenta lo que logran, bien puedes probarlos cuando retrates gente mayor, ya que a menudo una dosis de frescura y vitalidad extra será más que bienvenida en esos casos.

- La ciudad. Normalmente se utiliza como fondo para transmitir la idea de que el sujeto es activo, exitoso, diligente. La vestimenta formal suele acompañar este tipo de retratos. Sin embargo, apelando a una vestimenta más informal y descontracturada también puedes crear interesantes contrastes entre el sujeto y su entorno.

- El mar. Es un escenario apto para la reflexión y la meditación, así que al utilizarlo como fondo acentúa este tipo de expresiones en el retratado. También resulta ideal para fotografiar parejas, ya que agrega un halo romántico a las fotos que cuadra muy bien con lo que estas por lo general desean transmitir.


- Fondo blanco/negro. Son por excelencia los fondos “de estudio”. Requieren el uso de esquemas de iluminación específicos, por lo cual suelen transmitir la idea de profesionalidad (por parte del fotógrafo en este caso). El fondo blanco es muy utilizado cuando se busca destacar la indumentaria como parte de la actitud de la persona, mientras que el fondo negro por lo general destaca su expresión facial.

Teniendo estas opciones en cuenta, busca un fondo acorde al retratado y a lo que deseas transmitir en tu próxima sesión de fotografía. Verás como sumas armonía y expresión a tus tomas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario