Segueix-nos per Email

martes, 7 de diciembre de 2010

Planeando las vacaciones… con nuestra cámara

¿Qué mejor que aprovechar el tiempo libre en un bonito lugar para lograr tomas que normalmente no haríamos? Como esta es una época en la que muchos toman sus vacaciones, no está de más tener algunos detalles en cuenta a la hora de transportar nuestro preciado equipo; así evitaremos inconvenientes mientras estemos allí.

Si viajamos en avión o en micro, el primero de los escollos a evitar es que manden el bolso de la cámara a la bodega de carga. Para ello, lo mejor será guardar la cámara en el bolso de mano, cuidando que el tamaño y el peso del mismo no excedan el límite permitido. Una vez ubicado, puedes poner el bolso bajo el asiento de adelante, para asegurarte de que no vaya a caerse del maletero de arriba. Además, el llevar la cámara contigo te permitirá aprovechar la vista para lograr algunas interesantes tomas.

Una vez en el lugar, lo más aconsejable será seguir utilizando el bolso para sumar protección a la funda. El pensar de antemano en qué es lo que vamos a fotografiar es importante a la hora de decidir qué equipamiento llevaremos y si este nos servirá o no - por ejemplo, hay lugares en donde el voltaje es diferente, o los enchufes no encajan con el del cargador; y siempre convendrá hacerse del equipamiento necesario para solucionar este tipo de problemas en nuestro país de origen.

Algo que tampoco puede faltar en términos de previsión es una batería de repuesto y tarjetas de memoria, o un disco duro para ir descargando las fotos. Sea lo que sea que vayas fotografiar no debes depender de una única tarjeta de memoria, puesto que un simple fallo arruinará todas tus posibilidades.

Por otro lado, si viajamos a un lugar con demasiado tierra y sequedad, puede que en algún momento debamos limpiar el visor de la cámara. Para ello conviene ir ya preparados, habiendo cargado una gamuza o paño suave. Si, por el contrario, el lugar es muy húmedo, conviene llevar algunas bolsitas de silice dentro del bolso para que absorban la humedad que de otro modo afectaría al equipo.

Si tienes una compacta común puedes llevarla también, en caso de que desees que alguien les tome una fotografía a ti y a tu familia o amigos - siempre es mejor que pase de mano en mano este tipo de cámaras antes que una reflex.

Ten en cuenta estos simples consejos basados en la previsión ¡y date el gusto de hacer esas tomas que tanto deseas en tu viaje de placer!

Referencia:

http://www.fotomaf.com/blog/09/07/2007/consejos-para-viajar-con-tu-equipo-fotografico/

No hay comentarios:

Publicar un comentario