Segueix-nos per Email

sábado, 27 de noviembre de 2010

Los filtros: sus usos y efectos





En entradas anteriores hablábamos acerca de algunos elementos básicos de la iluminación de estudio. Y en esta ocasión, nos referiremos a otro importante aliado, en este caso para el manejo del color y los diferentes efectos que pueden lograrse al momento de hacer una toma: los filtros. Los hay de muchos tipos, de manera que a continuación reseño los más interesantes; espero que os sirva la información.


Filtros polarizadores. Se utilizan para realzar ciertos colores y a la vez suavizar algunos efectos negativos, como los molestos brillos o reflejos - cuando provienen de objetos no metálicos - e incluso el smog que afecta la vista de un buen horizonte. También reducen el contraste en cierta medida y su efecto es sumamente difícil de lograr con programas de edición como el Photoshop. Constan de dos cristales, uno fijo y otro con movimiento circular, el cual nos permite graduar el nivel de polarización que utilizaremos.

Filtros de densidad neutra. Reducen la cantidad de luz entrante sin alterar el contraste ni la nitidez. Son especialmente útiles para cuando fotografiamos con tiempos bajos de exposición, los cuales permiten “capturar” el movimiento. Los filtros de densidad neutra evitan la sobreexposición que suele venir aparejada en estos casos. También resultan útiles cuando queremos fotografiar a contraluz, sobre la nieve y demás, para reducir el exceso de luz que puede colarse aún cuando cerremos un poco el diafragma y reduzcamos el tiempo de exposición. Por otro lado, la acción de estos filtros también nos permite abrir el diafragma lo suficiente para disminuir la profundidad de campo cuando queremos desenfocar un fondo.

Filtros protectores, o UV. Eliminan las radiaciones ultravioletas sin alterar el color, la nitidez ni la luz. las cámaras digitales suelen tener filtros internos que cumplen esta función, pero puede agregarse uno externo para sumar protección ante caídas, golpes, o condiciones climáticas adversas. Si está en buenas condiciones, no tiene por qué restar calidad a la imagen.

Filtros infrarrojos. Son los de uso menos general, puesto que logran efectos muy particulares. Vistos desde fuera, parecen completamente negros; bloquean la luz visible, y dejan pasar sólo las ondas infrarrojas, logrando efectos muy particulares - casi espectrales.


Dependiendo del tipo de fotografía que realicéis, podrían veniros bien un filtro u otro; por eso lo mejor es informarse bien y probar, a fin de potenciar los buenos resultados.

Referencias:

http://www.fotografia.com/blog/2005/06/28/filtros-para-fotografia/

http://www.elwebmaster.com/editorial/taller-de-fotografia-digital-filtros-de-efectos-especiales

No hay comentarios:

Publicar un comentario