Segueix-nos per Email

sábado, 27 de noviembre de 2010

Viendo el cielo desde arriba: ¿cómo lograr buenas tomas?




¿Has volado alguna vez? De seguro te fascinó la vista del cielo, y ¡qué mejor que aprovechar este acercamiento para lograr unas excelentes tomas! Pero los mejores resultados no se logran al azar; así que con estos simples consejos podrás asegurarte de reducir al mínimo los posibles inconvenientes, para llevarte un trocito de ese hermoso cielo a casa.


Los preparativos para lograr tomas desde un avión que realmente valgan la pena comienzan al momento de comprar el pasaje. Así es, la ubicación será fundamental: si estás justo en el medio las alas se entrometerán en la toma, mientras que si te ubicas por detrás también puedes tener problemas con ellas, junto con los motores y el vapor que sale de ellos. De manera que el lugar más recomendable para evitar estos escollos será cerca de la cabina.

La hora de salida también puede afectar nuestra elección, ya que tanto temprano en la mañana como al comienzo del anochecer, la luz transversal de la puesta del sol nos brindará una gran riqueza de colores y contrastes. Así que ten en cuenta la dirección en la que el avión irá para asegurarte de comprar un asiento desde el cual pueda verse la puesta de sol.


Con respecto al equipamiento, de buenas a primeras pudiera parecer que lo mejor será utilizar un gran angular o un teleobjetivo para capturar el cielo en su esplendor. Sin embargo, no hay que olvidar que captaremos todo a través de una simple ventana, así que con un gran angular saldrían los bordes en la fotografía, y con un teleobjetivo pudiera capturarse el vidrio por delante. Así que lo mejor será llevar una lente normal y tratar de sacarle el mejor provecho.

Ahora bien, ¿qué ocurre si la superficie del vidrio está muy sucia o rayada? Pues lo cierto es que estas imperfecciones afectarán en cierta medida la calidad de la imagen, pero puedes reducir el impacto al mínimo aumentando un poco la profundidad de campo y dando un enfoque a infinito. Esto hará que el vidrio casi desaparezca de la toma.


Y por último, un detalle en cuanto a la seguridad: siempre mira el sol a través del visor de la cámara y no a través a través de la lente, para que los rayos ultravioletas no impacten directamente en tu ojo. P0r otro lado, si el sol es muy fuerte también puede llegar a dañar el sensor de la cámara, así que ten especial cuidado si estás tomando tus fotografías a una hora cercana al mediodía.

Recuerda tomar estos recaudos para tu próxima travesía en avión y aprovecha para lograr unas espléndidas tomas mientras disfrutas de la experiencia.

Referencia:

http://www.fotosigno.com/2008/05/10/fotografiando-las-nubes/

No hay comentarios:

Publicar un comentario